Predicaciones

I MENSAJE CENTRAL
Todo en la vida tiene un inicio, un proceso y un final, y nuestros momentos difíciles o complicados no son la excepción, Hoy Dios nos quiere hablar de como se puede transitar por los procesos de la vida, pero conforme a su corazón, a su palabra y a su voluntad. No te vayas, ya comenzamos.
II          INTRODUCCIÓN
 
A mí me gusta que los títulos de los mensajes sean una metáfora, que llame la atención y se explique on el mensaje, por esto el mensaje de hoy lleva por título: Fiebre del sábado por la noche. Aprendiendo a bailar en medio de la crisis.
 
 
III         LO QUE SIGNIFICA EL SÁBADO EN LA NOCHE
 
Fiebre del sábado por la noche es el nombre de una película de finales de los 70´s, que marcó toda una época o a toda una generación, era el inicio de la música disco y de las películas musicales. La banda sonora de la película incluía canciones de los Bee Gees, uno de los grupos icónicos de los 70´s´ y 80´s.
 
La película trataba de un concurso de baile que se llevaba a cabo los sábados, por eso el título de la película: Fiebre del sábado por la noche, porque era una fiebre ir a bailar los sábados, y hasta se puso de moda la forma en que el actor estelar bailaba en la película, que era John Travolta, y todos querían bailar como él. 
 
Que representan los viernes, sábados y domingos.
 
Ahora, la semana pasada hablamos acerca de que toda etapa de nuestra vida tiene tres días, tiene un viernes, que representa el día del sacrificio, el día del dolor, el día que sucedió el acontecimiento difícil en nuestra vida. Tiene un domingo, que es el día en que se resolvió favorablemente, de una forma u otra, lo que empezó ese viernes.
 
Pero en medio del viernes y del domingo, está el sábado. El sábado representa ese tiempo en el que dura el proceso de lo que se descompuso el viernes y todavía no llega el domingo con la solución del problema o de la circunstancia.
 
Y por eso escogí ese título, porque la noche del sábado puede ser el tiempo más difícil de nuestra crisis, es el tiempo en que no entendemos como vamos a salir de ella, bueno, no entendemos, para empezar, como sucedió y menos porque sucedió o para qué sucedió, pero sabemos que sí sucedió porque estamos viviendo las consecuencias desastrosas o complicadas en nuestra vida, es ese sábado en el que sentimos que se nos viene la noche encima y no hallamos la salida.
 
 
IV         APRENDIENDO A BAILAR EL SÁBADO
 
La salida de nuestro problema comienza cuando aprendemos a bailar en sábado o con el sábado.
 
Pero ¿Qué significa bailar? Busqué una descripción de lo que es bailar, pero con alguien. Los más jóvenes, no saben mucho lo que es bailar con alguien, ellos cuando bailan lo hacen solos o en bola, cada uno baila lo que quiere y como quiere. Pero “cuenta la leyenda” que había un tiempo en que si querías bailar tenías que saber bailar con alguien, si no, te quedabas sin bailar.
 
Para bailar hay que saber acompañar la música y a la persona con la que se está bailando, si tú ibas por tu lado y ella por el suyo, se hace un desastre, se pisan los pies, se chocan las rodillas uno al otro, se pueden tropezar y hasta se pueden caer.
 
Y eso pasa con los sábados, si no aprendes a seguirle el ritmo al sábado, a ese tiempo que dura tu proceso, si no sabes acompañar las circunstancias que estés viviendo, la vida te va a pisar, y no solo los callos, sino te puede pisotear toda tu vida y echarla a perder.
           
Hay personas que han echado a perder o están echando a perder su vida y la de sus seres queridos, porque no aprendieron o no han aprendido a bailar en sábado.
 
Todo esto parece que no suena muy Bíblico, pero si lo es. La Biblia dice:
 
Salmo 149:3 “Alaben su nombre con danza;”
A Dios se le alaba cantando, tocando instrumentos y danzando o bailando. Pero no se le alaba, solo cuando la victoria llegó, o sea, no solo se le alaba el domingo, se le debe dar alabanzas en todo tiempo.
(NTV) Salmo 42:5-6(a) “5¿Por qué estoy desanimado? ¿Por qué está tan triste mi corazón? ¡Pondré mi esperanza en Dios! Nuevamente lo alabaré, ¡mi Salvador y 6 mi Dios! Ahora estoy profundamente desalentado, pero me acordaré de ti,”
Aquí el salmista está diciendo que alabará a Dios el sábado en la noche, en el tiempo de angustia y dificultad, ahí danzaré para alabarte. Eso es bailar el sábado en la noche. Dice el Salmista: Estoy profundamente desalentado, desanimado y triste en mi corazón, pero me acordaré de ti, pondré mi confianza en ti y te alabará, bailaré en medio de mi angustia. ¡Aleluya!
Aprender a bailar los sábados de la vida significa confiar en Dios en medio de la crisis, y eso nos ayudará a salir aprobados de esos tiempos difíciles.
 
V          SIEMPRE HABRÁ UN SÁBADO
Enseñar a como vivir el viernes es casi imposible, porque nadie se puede preparar para lo inesperado: Como enseñas a alguien a pasar por el día en que te enteraste de que tu padre tenía otra familia, o cuando te abandonaron, o el día que te despidieron o cuando te dieron el diagnóstico médico, el día de ese accidente, o cuando esa persona se robó tu confianza, no hay manera.
Los domingos son más fáciles de vivir, cuando llega la victoria es fácil alabar a Dios y confiar en él.
Por eso, el día importante para aprender a vivir es el sábado, es aprender a vivir en el tiempo del proceso, todo tiene su proceso.
La gente a veces quiere brincar del viernes al domingo, sin pasar por el sábado, sin pasar por el proceso, y eso es imposible.
La manera ecológica, auto sustentable, que Dios usa siempre es poner un sábado entre el viernes y el domingo, es poner un tiempo de proceso entre el inicio y el final de la circunstancia, a ese tiempo Dios le llama “tiempo de prueba.”
 
VI         BAILANDO EN MEDIO DE LA PRUEBA
Es importante entender los tiempos de prueba y aflicción para poder superarlos. Hay muchas razones por las cuales entramos en tiempos de prueba o tiempos difíciles, hoy vamos a conocer dos "por qué" suceden esos tiempos de proceso, de prueba y aflicción, y dos " para qué".
  1. Malas decisiones. Tomamos caminos equivocados, decidimos mal y entramos en un tiempo de sábado.
Isaías 7:14(b)-15 “…He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.15Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno.”
De Jesús estaba profetizado que tendría que tomar decisiones, que tendría que escoger, igual que tú y que yo. Nos hace bien hacernos responsables de nuestras decisiones y ser sabios a la hora de tomarlas.
  1. Forman parte de los escombros de nuestras generaciones. Isaías 61 profetiza el propósito de nuestro Señor Jesucristo en la tierra y dice:
Isaías 61:1 “1El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;
Y en el versículo 4 nos da una promesa:
Verso 4: 4Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.”
Dice que seremos restaurados y levantaremos los escombros de muchas generaciones. Entonces debemos entender que nuestros antepasados, espiritualmente, destruyeron la ciudad de la familia, pero cuando llegamos a Cristo la promesa es que restauremos las ciudades espirituales arruinadas y levantaremos los escombros que nuestras generaciones anteriores echaron encima de nosotros.
¿Porque estamos pasando por lo que estamos pasando? Pueden ser simplemente la oportunidad de levantar esos escombros para que no les toque a nuestros hijos y nietos.
  1. A veces la prueba tiene que ver con probar tu fidelidad a Dios, pregúntale a Job.
Job 1:7-11 “7Y dijo Jehová a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella. 8Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? 9Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? 10¿No le has cercado alrededor a él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra. 11Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia.”
Al final de la historia, Job mantiene su amor y su confianza en Dios y Dios le devuelve el doble de lo que tenía y había perdido en la prueba. Dios probó el corazón de Job.
  1. Todas las pruebas son oportunidades para crecer, ser mejor y prosperar. La Escritura dice:
(NTV) Santiago 1:2-3 “Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse”
Las pruebas te obligan a usar tu fe y la constancia es la demostración de que tu fe está firme, porque la prueba es un proceso, y se necesita un tipo de fe para soportar ese viernes, pero otro tipo de fe para soportar el sábado y su proceso, y si pasas la prueba te habrás desarrollado, habrás crecido.
La mejor manera de pasar el sábado en la noche es bailando con la prueba, moviéndonos a su ritmo, entendiendo cual es su origen y sobre todo su propósito.
Dios está en todas tus pruebas.
La gente a veces cree que cuando pasa por una dificultad, Dios no está en la ecuación, y no es así, Jesús siempre está al pendiente de ti, orando para que tu fe no falte.
(NTV) Lucas 22:31-32 “31 Simón, Simón, Satanás ha pedido zarandear a cada uno de ustedes como si fueran trigo; 32 pero yo he rogado en oración por ti, Simón, para que tu fe no falle, de modo que cuando te arrepientas y vuelvas a mí fortalezcas a tus hermanos.”
           
El diablo también asiste a tus pruebas.
Así como Dios está siempre en todas tus pruebas, el diablo también, pero mira a que se presenta el diablo mientras estás en ese sábado:
1ª Pedro 5:8-10 “8Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 10Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.
El diablo asiste a tus pruebas para ver si pierdes tu fe en Dios y entonces él pueda devorarte. Debemos saber que pruebas y sufrimientos le pasan a todos los cristianos y no cristianos. Pero la promesa de Dios es que, si bailas con la prueba durante el sábado de tu proceso, una vez que hayas padecido un poco de tiempo y tu fe no haya faltado, Dios mismo te perfeccionará, te afirmará, te fortalecerá y te establecerá.
 
VII        MINISTRACIÓN
Dicho de otra manera, habrás superado la prueba, habrás subido de nivel espiritual, habrás levantado esos escombros y estará listo tu domingo para resucitar en esas áreas de tu vida.

Suscríbete al boletín

* indicates required

Contacto

En Xalapa:
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.

En Boca del Río:
km 1.5 carretera Boca del Río-Paso del Toro
esquina con la entrada a San Jose Novillero.

Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete al boletín

* indicates required

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved