Predicaciones

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
La semana pasada aprendimos que la consecuencia natural de vivir una vida en la presencia de Dios, con un corazón que le anhela más que a cualquier otra persona o cosa, es que seremos llenos de la unción del Espíritu Santo sobre nosotros.
Y entendimos que la Unción del Espíritu Santo hace muchas cosas por nosotros para que podamos cumplir el gran propósito generacional de nuestras vidas.

II          INTRODUCCIÓN
 
Hoy quiero hablarles de algunas cualidades y características que tiene la unción del Espíritu de Dios para que la valoremos y la cuidemos todos los días de nuestra vida, de aquí que este mensaje lleva por: Cuidando su Unción en mí.
 
 
III         EL PRINCIPAL PROPÓSITO DE LA UNCIÓN
 
Lo primero que tenemos que entender, para valorar y cuidar la unción del Espíritu Santo es que el propósito principal de la unción es Servirle a Dios y a las personas. No es para ti primero, es para ellos y en ti traerá bendiciones por añadidura.
 
Cuando la unción viene sobre nosotros somos santificados y consagrados para Dios. Recuerde que santificados significa: apartados. La unción nos aparta y nos consagra para Dios, pero esta consagración tiene como finalidad: sus propósitos:
 
Lucas 4:17-1917Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor.”
 
Este pasaje sucede cuando Jesús se para a leer y lee en el Libro de Isaías, lo que ahora es el capítulo 61, cuál es su llamado: Predicar el evangelio, sanar las emociones de los quebrantados de corazón, avisar que hay libertad para los que están cautivos por el pecado y por el dolor, la culpa, etc. y a liberarlos, además de predicar la final victoria del Señor y de todos sus hijos.
 
Pero para poder hacer esto Jesús necesitó primero que el Espíritu Santo lo ungiera, por eso dice: “El Espíritu del Señor me ha ungido para…” Y esto mismo fue lo que encargó a sus discípulos:
 
Mateo 28:19-20 “19Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”
Y esto les encargó a sus discípulos y es lo mismo que nos encarga a cada uno de nosotros. A ellos los mandó a viajar por el mundo conocido de ese tiempo, Asia, Europa y África, a nosotros nos manda a todo territorio donde pongamos nuestros pies, casa, familia, amigos, escuela, trabajo, negocio, viajes, etc. Y por eso la unción te capacita para que puedas llevar a cabo tus labores en todas estas áreas, para que puedas, a través de tu vida personal, ejercer el ministerio de la reconciliación entre Dios y las personas que aún están alejadas de Él.
2a Corintios 5:20 "20Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios."
El propósito principal en tu vida.
Tu propósito principal no es tener una familia feliz, es que, a través de tu familia feliz, otras familias se reconcilien con Dios. Tu propósito principal no es tener éxito en tu vida personal, o en tu escuela, o en tu profesión, negocio o tus finanzas, sino que, a través del éxito en tu vida personal, en tu escuela, en tu negocio o en tus finanzas, otras personas sean alcanzadas para que se reconcilien con Cristo.
Dicho de otra forma, tu vida no es un fin, es un medio para que otros alcancen el propósito de Dios de que nadie se pierda y todos tengan vida eterna; y para esto necesitas la unción del Espíritu Santo. 
El rey David nos enseña esto en el Salmo 51.
Cuando David pidió que no le alejara de su presencia y no le quitara su Santo Espíritu, hasta entonces pudo decir.
Salmo 51:1313 Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, Y los pecadores se convertirán a ti.”
Es hasta que tengamos la unción del Espíritu Santo es que podremos enseñar a los pecadores los caminos de Dios y éstos se convertirán al Señor.

 
IV         LA UNCIÓN COMO ACEITE NOS ENSEÑA
Dios compara la unción del Espíritu Santo con un aceite que se unge en nosotros, porque a través de conocer algunas propiedades del aceite entenderemos como funciona su unción. De igual forma que Cristo es presentado como el Cordero de Dios, y no es que sea un cordero, pero tiene algunos atributos que mirando cómo se comportan los corderos, entenderemos como debemos comportarnos nosotros.
De nosotros los cristianos, dice la Escritura, que somos como las águilas, y no es que nos salgan picos y garras, sino que a través de conocer algunas características de cómo viven las águilas, podemos entender cómo se debe vivir la vida cristiana, y así hay infinidad de ejemplos en la Biblia, del reino, dice Jesús es como una perla de gran precio, pero usted sabe que no tiene nada que ver con el valor material de una perla, sino con el corazón que la gente valora una perla de gran precio, así también nosotros valoremos el vivir en el reino de Dios en la tierra.

 
V          CARACTERÍSTICAS DE LA UNCIÓN COMO UN ACEITE ESPIRITUAL
Como aceite que es, la unción tiene cualidades y características similares a las del aceite de oliva:
 
  1. Se quema y se pierde.
Cuando el aceite se pone a trabajar, generalmente con calor, en un motor o en una cocina, el aceite se quemará y se perderá. Lo mismo pasa con la unción, al ponerla a trabajar en tu vida diaria, se quemará y se perderá poco a poco, al grado que, si no la repones día a día yendo a la presencia de Dios, la perderás. Aunque el Espíritu Santo esté en ti, habrás perdido la unción. Pero si la repones de continuo, el aceite del Espíritu Santo correrá por tu vida, refrescándote y renovando tu espíritu.
 
  1. Se escurre si hay un hueco.
Otra característica es que, si la vasija tiene un hueco o una fisura, aunque sea invisible, el aceite se empezará a fugar hasta perderse totalmente.
Efesios 4:2727ni deis lugar al diablo.”
Cuando dice no des lugar, es que el enojo, la ira, la amargura, el resentimiento o la auto compasión, abren huecos por donde la unción puede escaparse. Lo mismo pasa con el pecado.
 
  1. Solo el aceite fresco tiene la densidad debida.
El espesor del aceite o su densidad es lo que le permite ser útil para un motor o una maquina en la que se raspan dos piezas, y es la densidad del aceite fresco lo que permite que esas piezas funcionen bien.
Cuando el aceite es viejo, va perdiendo su densidad y deja de hacer su trabajo adecuadamente. Los motores se sobrecalientan o se descomponen porque les dejamos mucho tiempo el aceite sin renovarlo. Cuida de que tu aceite de la unción sea renovado continuamente en la presencia de Dios, para que los roces de tu vida no te provoquen que tu corazón se desvíele o se descomponga.
Busca el aceite original del fabricante, es el único que servirá para verdaderamente cuidar tu corazón.
 
  1. Solo el aceite fresco tiene un aroma fragante y delicioso.
Una última característica que quiero compartir acerca de la unción es que como aceite que es, solo el aceite fresco despide un olor grato y agradable, pero el olor a aceite rancio o podrido es de los olores más desagradables.
La unción es tu perfume, y eso lo huele la gente a tu alrededor, no de una manera consciente, sino es una percepción, lo que en el mundo es el carisma, para los que están en el Señor es la unción. La gente con carisma cae bien y es aceptado, hasta seguidores puede tener, pero el carisma te abre puertas pero no las puede sostener abiertas, la gente con unción, en cambio, tiene el poder para hacer las cosas bien que Dios ha diseñado para hacer en sus propósitos.
 

VI         COMO AUMENTAR LA UNCIÓN
La manera de llenarte de la unción del Espíritu Santo es, como ya dijimos, cuando anhelas, buscas y pasas tiempo en la presencia de Dios, viviendo una vida en su presencia y no solo ratitos tras la puerta. Pero quiero terminar este mensaje enseñándote una manera de hacer crecer o aumentar esa unción.
 
Lucas 24:28-3228Llegaron a la aldea adonde iban, y él hizo como que iba más lejos. 29Mas ellos le obligaron a quedarse, diciendo: Quédate con nosotros, porque se hace tarde, y el día ya ha declinado. Entró, pues, a quedarse con ellos. 30Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio. 31Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él se desapareció de su vista. 32Y se decían el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?”
Cuando los hombres en el camino de Emaús se encontraron con Jesús, ellos lo obligaron a quedarse en su casa, y estando a la mesa Jesús partió el pan y ahí se les abrieron los ojos y entendieron que Jesús se les había revelado desde e, camino.
 
Dos cosas hermosas de este pasaje: La primera, lo que ellos no entendieron en el camino, lo entendieron cuando Jesús se les reveló en la mesa al partir el pan y abrirles los ojos. Recuerde que lo que va a hacer que el infierno, en cualquiera de sus formas, no prevalezca sobre su iglesia, también en cualquiera de sus formas, congregada en un templo, usted en su casa, en su trabajo o negocios, porque nunca dejas de ser iglesia, lo que hará que el diablo no prevalezca sobre ti, será la revelación de Jesucristo sobre tu vida.
 
Y lo segundo, lo que hizo que Jesús se les revelara en esa mesa fue lo que dice el verso 29:
 
Lucas 24:2929Mas ellos le obligaron a quedarse,
 
Este es un secreto de cómo aumentar tu unción, cuando estés orando en la presencia de Dios, y sientas que ya es tiempo de “salir” de ahí y seguir con tu vida, cuando sientas que Dios no te habló o que eso fue lo único que te habló, insístele en que se quede contigo un tiempo más, tu anhelo por su presencia “lo obligará”, en su gran amor por ti, a quedarse un rato más contigo y ahí te abrirá los ojos y te dará las grandes revelaciones para tu vida, lo que conllevará a tener una mayor unción del Espíritu Santo.
 
A mayor tiempo en la presencia de Jesús mayor será tu nivel de unción. Aleluya!!!

 

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved