Predicaciones

I INTRODUCCIÓN:
En esta iglesia amamos la presencia de Dios, y algo que me interesa muchos es saber si estamos tratando correctamente la presencia de Dios ¿Cómo cuidar lo más sagrado que existe en el universo y más allá, que es la presencia de Dios? De aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Aprendiendo a tratar con Su Presencia.
Para saber cómo tratar con la presencia de Dios podemos echar un vistazo al Antiguo Testamento para mirar, de una forma rápida, como trató el pueblo de Israel al Arca del pacto, que simbolizaba la presencia de Dios en medio de su pueblo.

 

II          ERRORES AL TRATAR CON LA PRESENCIA DE DIOS   
  • La presencia no es para sacarle provecho.
 
Dios había ordenado a Moisés hacer un arca de madera de acacia cubierta de oro con dos querubines encima, que simbolizaría la presencia de Dios y desde donde Dios hablaría a su pueblo. A la muerte de Moisés, Josué entra a Canaán con todo el pueblo, llevando ellos el arca del pacto.
 
Más adelante en el tiempo en que Elí era sacerdote de Israel, los hebreos pelearon contra los filisteos y en la batalla donde perdieron la vida sus hijos Ofni y Finess, también perdieron el arca, los filisteos la tomaron y se la llevaron. Pero ¿Por qué perdieron la batalla si el Arca estaba en medio del pueblo de Israel?
 
1 Samuel 4:3 “3Cuando volvió el pueblo al campamento, los ancianos de Israel dijeron: ¿Por qué nos ha herido hoy Jehová delante de los filisteos? Traigamos a nosotros de Silo el arca del pacto de Jehová, para que viniendo entre nosotros nos salve de la mano de nuestros enemigos.
 
Ellos perdieron la presencia de Dios porque la quisieron usar para sacarle provecho y vencer a los filisteos y no para adorarla. La presencia de Dios debe estar en nuestras vidas para ser honrada y adorada y servirle nosotros a Él y no para que Dios nos prospere.
 
Los que quieran usar la presencia de Dios para sacarle provecho y no para genuinamente adorarla y deleitar a Dios, les será quitada la presencia con las consecuencias de que perderán las batallas también. 
 
  • La presencia no comparte su gloria.
 
Los filisteos guardaron el Arca en el templo de Dagón, que era el dios de las cosechas, la abundancia y la prosperidad para los filisteos, ellos quisieron convertir el arca de la presencia del Dios vivo en uno más de sus dioses. Lo que pasó es que al día siguiente que pusieron el Arca junto a la estatua de Dagón, la estatua de Dagón amaneció tirada en el suelo y cortada de la cabeza y de las manos.
 
La presencia de Dios no quiere ser compartida con los otros dioses que nos vamos haciendo en nuestra vida. Cuando tú quieres poner la presencia de Dios al mismo nivel que tiene en tu vida la presencia del dinero, la prosperidad, tu trabajo, tu desarrollo profesional, tus afectos, etc., estas cosas amanecerán sin cabeza y sin manos para que sepas que no te podrán dirigir ni ayudar para que llegues a ningún lado.
 
  • ¿Que trae para mí la presencia de Dios?
        
Ver a Dagón tirado por la presencia del Arca de Dios les dio temor a los filisteos y fueron y la devolvieron al pueblo de Israel. Ellos tomaron dos vacas y ataron un carro a ellas y encima de ese carro pusieron el arca y la enviaron a la frontera con Israel para entregar el arca. Cuando los Israelitas la recibieron se alegraron porque el Arca había regresado, pero cometieron otro error en el trato de la presencia de Dios.
 
1 Samuel 6:19 “19Entonces Dios hizo morir a los hombres de Bet-semes, porque habían mirado dentro del arca de Jehová; hizo morir del pueblo a cincuenta mil setenta hombres. Y lloró el pueblo, porque Jehová lo había herido con tan gran mortandad.
 
Los que recibieron el Arca en la frontera con los filisteos, desobedecieron y quisieron mirar si había algo para ellos dentro del Arca, cuando eso estaba prohibido.
 
Ellos se asomaron para ver que tenía la presencia de Dios para ellos, había cosas materiales que los filisteos habían enviado para resarcir el haber tomado el arca, había unos ratones de oro, unas bolas de oro, que representaban los tumores con los que Dios había castigado a los filisteos y los que tuvieron el arca la abrieron para quedarse con ellos.
 
Si piensas que por tener la presencia de Dios serás prosperado, te equivocas, la presencia de Dios no es para cambiar tu circunstancia, él quiere cambiar tu corazón antes que tú circunstancia.
 
Mejor sin la presencia: dijeron los filisteos.
 
Los filisteos enviaron cinco príncipes a espiar a las vacas hasta ver que el arca llegara a Israel, y cuando lo vieron se regresaron a Ecrón, ciudad filistea. Imagínese el suspirar de esos filisteos diciendo: ¡Uff! La presencia de Dios ya no está con nosotros. Usted sabe cómo terminaron los filisteos.
 
No saber tratar la presencia de Dios es grave, no tenerla es peor, mejor aprendamos a valorar la presencia de Dios.
 
  • Faltas de respeto a la presencia de Dios.
 
Mirar dentro del arca también fue una falta de respeto a la presencia de Dios, no la podían ni tocar, ahora la estaban tocando para mirar por dentro como unos confianzudos. Si usted viene aquí, queremos que sea porque cree firmemente que la presencia de Dios aquí es real. Cuando la gente comienza a bostezar, a dormirse, a mirar el celular para ver el recado que le está entrando, cuando llega tarde, son faltas de respeto a la presencia de Dios.
 
¿Usted cree que la presencia de Dios está aquí desde la primera alabanza o el Rey entra hasta la tercera o cuarta? Desde antes de la primera alabanza la presencia de Dios está aquí, ¿Cuántos lo creen? Entonces, no le falte el respeto llegando hasta la tercera alabanza o después.
 
  • El Arca es abandonada en el bosque del pecado.
 
Una vez que vieron la mortandad tuvieron temor del arca y la escondieron en un bosque.
 
1 Samuel 7:1-4 “ 1Vinieron los de Quiriat-jearim y llevaron el arca de Jehová, y la pusieron en casa de Abinadab, situada en el collado; y santificaron a Eleazar su hijo para que guardase el arca de Jehová.  2Desde el día que llegó el arca a Quiriat-jearim pasaron muchos días, veinte años; y toda la casa de Israel lamentaba en pos de Jehová.”
 
Quiriat-Jearim significa ciudad de bosques. El pueblo de Dios abandonó el arca entre los árboles por veinte años y lo lamentó el pueblo. El silencio de Dios no se hizo esperar. Veinte años sin hablarles y sin la presencia de Dios, ¡es terrible!
 
Los árboles del bosque tipifican el pecado. El pueblo aleja la presencia de Dios para poder vivir en pecado. Nosotros solemos escondernos detrás de los árboles, lo traemos desde Adán. Adán fue descubierto y se escondió detrás de los árboles.
 
Dios les dio los árboles a Adán y a Eva, y ellos usaron eso que les dio Dios para esconderse. Muchas veces Dios te dio el ministerio y ahí te quieres esconder.
 
Los cristianos nos escondemos detrás del servicio en la iglesia, minimizamos la falta de la presencia de Dios y por lo tanto, que estamos pecando porque estamos sirviendo en la iglesia, porque cantamos en la alabanza, porque predicamos, porque servimos o porque tenemos o vamos a un grupo, o simplemente porque venimos a la iglesia los fines de semana, nos queremos esconder en la propia iglesia que Dios nos dio.
 
 
III      ¿QUÉ HACER CON LA PRESENCIA DE DIOS? 
 
No podemos esconder la presencia de Dios en el bosque de lunes a sábado y el domingo venir a habitar en su presencia, Dios quiere habitar en tu vida de lunes a domingo.
 
Romanos 8:9 “9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. ”
 
Él quiere morar en ti, que significa vivir permanentemente. La presencia de Dios estará en ti de lunes a domingo. No puedes llegar a casa después del servicio y quitarte la ropa de paseo, los zapatos, los tacones, si eres mujer, y también dejar en el closet la presencia de Dios hasta el próximo servicio.
 
La presencia de Dios te perseguirá cada segundo de tu vida, no la puedes dejar en el bosque. 
 
El Arca es cargada por David de manera equivocada.
 
David quiso llevar el arca a  Jerusalén, pero la cargó de manera equivocada, la puso sobre dos bueyes y cuando los bueyes tropezaron, Uza la toco con su mano y murió al instante.
 
2 Samuel 6:3 y 6-8 “3Pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo. 6Cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios, y la sostuvo; porque los bueyes tropezaban. 7Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios. 8Y se entristeció David por haber herido Jehová a Uza, y fue llamado aquel lugar Pérez-uza, hasta hoy.
 
Cuando la carne se interpone con la presencia de Dios habrá muerte, no física, pero si espiritual. ¿Que es la carne? Todo lo que le produce placer a tus cinco sentidos, que te resta tiempo, fuerza e interés de buscar su presencia, orando y leyendo su palabra.
 
 
IV      TRATANDO CORRECTAMENTE LA PRESENCIA DE DIOS
 
David encontró como tratar bien el arca.
 
Después David pensó algo estamos haciendo mal y se fue a estudiar cómo tratar con la presencia de Dios y encontró lo que había que hacer:
 
1 Crónicas 15:1-2 y 12-14 “1Hizo David también casas para sí en la ciudad de David, y arregló un lugar para el arca de Dios, y le levantó una tienda. 2Entonces dijo David: El arca de Dios no debe ser llevada sino por los levitas; porque a ellos ha elegido Jehová para que lleven el arca de Jehová, y le sirvan perpetuamente. 12y les dijo: Vosotros que sois los principales padres de las familias de los levitas, santificaos, vosotros y vuestros hermanos, y pasad el arca de Jehová Dios de Israel al lugar que le he preparado; 13pues por no haberlo hecho así vosotros la primera vez, Jehová nuestro Dios nos quebrantó, por cuanto no le buscamos según su ordenanza. 14Así los sacerdotes y los levitas se santificaron para traer el arca de Jehová Dios de Israel.
 
La presencia de Dios debe ser llevada en hombros santos, hombros de hombres y mujeres que saben que han sido apartados para Dios y que valoran tanto la presencia de Dios que están dispuestos a cargarla todos los días, cada minuto de tu vida.
 
Solo un hogar quiere su presencia.
 
2 Samuel 6:11-13 “11Y estuvo el arca de Jehová en casa de Obed-edom geteo tres meses; y bendijo Jehová a Obed-edom y a toda su casa.12Fue dado aviso al rey David, diciendo: Jehová ha bendecido la casa de Obed-edom y todo lo que tiene, a causa del arca de Dios. Entonces David fue, y llevó con alegría el arca de Dios de casa de Obed-edom a la ciudad de David. 13Y cuando los que llevaban el arca de Dios habían andado seis pasos, él sacrificó un buey y un carnero engordado. 14Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con un efod de lino.
 
La presencia de Dios, el Arca, había bendecido la casa de Obed-Edom porque había encontrado un hogar, un lugar donde no querían nada de ella, sino solo servir. Obed-Edom significa: Servidor de Edom. El solo sirvió y la presencia actuó.
 
David estudio como tratar la presencia y la honró con su vestimenta y la adoró con el sacrificio de un buey y un carnero engordado.
 
 
V       CONCLUSIÓN
 
Entonces, ¿Cómo tratar con la presencia de Dios? Haz que tu vida sea su habitación permanente, hónrala, respétala, y sirve a Dios con sacrificio sin esperar nada a cambio, solo por deleitarte en su presencia y él te bendecirá cumpliendo las peticiones de tu corazón.
 
(NVI) Salmo 37:4-5 “Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón. Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará.”
 
 
VI      MINISTRACIÓN
 
Que hoy sea el día en que hagas un arca en el fondo de tu corazón para que su presencia te llene cada minuto de tu vida y no sólo el día del servicio o en el tiempo del grupo de vida.

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved