Predicaciones

Últimos sermones de este predicador

Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

La semana pasada hablamos de lo que verdaderamente significa seguir a Cristo. Dijimos que seguir a Cristo, sencillamente, es hacer en la tierra lo que Jesús hizo para darnos el cielo: Morir a nosotros mismos para hablarle a la gente de Cristo y ver lleno el cielo y vacíos los caminos que conducen al infierno.

El Señor dijo que todo el que invocare el nombre de Jesús será salvo, pero después hace algunas preguntas:

Romanos 10:14-1514 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”

Y ahí nos habla a nosotros, porque esto es lo que refleja el centro del corazón del Padre.

Luis David Meza

I INTRODUCCIÓN

El himno “He decidido seguir a Cristo” que incluyó esta cantante cristiana en su canción Te seguiré, tiene una historia real que nos va a hablar acerca del mensaje de hoy.

En una aldea de la india, hace muchos años, una familia se había convertido a Cristo por la visita de un misionero. El jefe de la aldea se enteró y organizó una revuelta para llevarlos a la plaza central. Ahí le dijo al padre de familia que se retractarán de su fe o morirían, y el padre de familia solo atinó a cantar una canción que él había escrito cuando se convirtió a Cristo, y dijo: He decido seguir a Cristo, no vuelvo a atrás. No vuelvo atrás.

Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

En el mensaje de la semana pasada enseñamos que a orar se aprende, y aprendimos 6 diferentes tipos de oraciones que cambiarán tu relación con Dios, entiendo que lo que determina tu verdadera relación con Dios es tu oración.

Enseñamos acerca de la oración de fe, de consagración, de entrega, de intimidad, de adoración y de unidad.

Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

La semana pasada enseñamos como hacer esa búsqueda permanente de ser bautizados en el Espíritu Santo, que significa ser llenos de su presencia. Que su Santo Espíritu, no solo esté contigo y en ti, sino cubriendo todo tu ser y entonces, podamos dar ese fruto de amor para con la gente, de gozo en la salvación, de paz en medio de cualquier circunstancia, de benignidad y bondad para con el prójimo, de vivir realmente por fe y no por vista, de quitar toda ira y enojo y actuar con mansedumbre ante lo que no te agrada y de tener dominio propio para hacer lo que Dios dice y rechazar aquello que a Dios no le agrada.

Luis David Meza
I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

La semana pasada hablamos de que al ser bautizados en el Espíritu Santo y llenos de su presencia, iniciamos una nueva relación con Él.

Aprendimos que al ser llenos de su Santo Espíritu experimentaremos, en primera persona, una poderosa transformación, y eso nos califica como testigos y nos da el poder de ir hablarle a la gente de Jesús y pasaremos a conquistar los propósitos generacionales que Dios nos ha dado y podremos recibir sus recompensas y no solo conformarnos con sus regalos.

Gloria a Dios por sus regalos, pero Él no quiere que te quedes en el desierto de sus regalos, sino que pases a conquistar la tierra de sus promesas y recompensas.

Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

En los dos temas anteriores que me tocó compartir la palabra de Dios con ustedes, Dios nos habló de que debemos ser guiados por el Espíritu Santo si queremos tomar buenas decisiones y para eso aprendimos que debemos buscar ser llenos de su presencia todos los días, hasta que el Espíritu Santo se convierta en lo más importante de tu vida, al grado que, si alguien te dijera que el Espíritu Santo no existe, tú lo defendieras con tu ejemplo, con tu testimonio y con tu propia vida.

Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

La semana pasada aprendimos que debemos ser guiados por el Espíritu Santo si queremos pensar lo bueno, hablar lo bueno, cuidar lo que escuchamos y si queremos tomar buenas decisiones.

Aprendimos que solo se puede ser guiado por el Espíritu Santo cuando somos llenos de su Presencia. Y esa llenura es la que nos dará el poder de ser testigos de nuestra propia transformación en Cristo y entonces poder ir a hablarle a la gente acerca de Jesús y su obra redentora en la tierra.

Y terminamos pidiéndole a Dios que nos diera su Santo Espíritu y el Espíritu Santo llenó a muchos y ministró a cada uno lo que necesitábamos.

Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

Sabemos que Dios quiere que cumplamos nuestros propósitos generacionales y que nos vaya bien. Dijimos que Dios nos ha estado equipando para esta grande carrera que tenemos por delante, que incluye, cuando menos, dos generaciones más aparte de ti.

En este equipamiento que Dios ha estado haciendo este inicio de año, hemos aprendido de la palabra de Dios a darle los primero y lo mejor a Dios, a pensar, hablar y escuchar correctamente, y la semana pasada aprendimos a tomar buenas decisiones, a filtrar nuestras decisiones para ver si lo que vamos a decidir nos conviene, nos edifica, nos ayuda a avanzar y cuidar que nada ni nadie nos domine.

Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

Dios nos está equipando en este inicio de año para que nos vaya bien, no solo el resto del año, sino el resto de nuestras vidas. Nos ha enseñado a honrarlo a través de las primicias, bendiciendo así todo nuestro esfuerzo del año, nos aconsejó que hablemos lo bueno y no lo malo, que cuidemos lo que escuchamos y la semana pasada nos enseñó que debemos renovar nuestros pensamientos y cuidar lo que dejamos entrar y sobre todo, lo que dejamos permanecer en nuestra mente porque ella es la fuente de nuestra vida.

(TLA) Proverbios 4:2323Y sobre todas las cosas, cuida tu mente, porque ella es la fuente de la vida.”

Luis David Meza

I RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

Ya hablamos de lo importante que es para nuestra vida el hablar lo bueno, lo correcto, pero entendimos, la semana pasada, que para hablar lo bueno debemos cuidar lo que oímos. Hablamos lo que oímos, así que es tan importante cuidar lo que hablamos como lo que oímos.

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved