Predicaciones

Luis David Meza

I          INTRODUCCIÓN
 
La semana pasada la pastora les aconsejaba que se metieran en todo lo que hacemos, eso quiere decir, que el consejo es que usted forme parte de la estructura de la iglesia, que usted forme parte del cuerpo de Cristo, no se aísle, al contrario, únase, en la unidad del cuerpo hay bendición.
 
Y le digo esto porque en este mes, en nuestros Grupos de Vida en casa, estuvimos hablando de la fe, el mayor capital que tenemos los hijos de Dios. Y el tema de esta semana nos enseñó tres cosas valiosísimas que tenemos los hijos de Dios: La compañía del Espíritu Santo, el poder del Nombre de Jesús y el hacer acciones de fe que junto a nuestra fe y al amor de Dios produzcan milagros sorprendentes en nuestra vida.
 
Y de esto último quiero hablarte hoy, de esas acciones de fe que debemos hacer para confiar en que Dios suplirá todas nuestras necesidades.
 
Filipenses 4:19 “19Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.”
 
La Versión Internacional lo traduce así:
 
(NVI) Filipenses 4:19 “19 Así que mi Dios les proveerá de todo lo que necesiten, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús.”
 
De aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Dios proveerá todas mis necesidades.

 
Luis David Meza

I          RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
 
Hemos compartido seis semanas acerca del Reino de los cielos o del Reino de Dios, de ese reino por el cual Jesús vino a morir en una cruz para establecerlo.

Los seis mensajes anteriores nos enseñaron: 1) A entender que el reino de los cielos es un reino sobrenatural, 2) A usar nuestras armas espirituales que son poderosas en Dios para hacer que la gente cambie su manera de pensar y de actuar. 3) La gran enseñanza de vida que nos dejó Jesús a través de esa oración a la que llamamos Padre Nuestro, 4) Aprendimos que debemos enseñar a vivir a nuestros hijos en el reino de los cielos en la tierra, 5) comprendimos la importancia  de nuestra identidad en el reino y de saberla cuidar y, 6) la semana pasada aprendimos como entrar a la casa del Padre y tomar todo lo que en ella hay, pues Él nos dice que todo lo suyo es nuestro.
 
Hoy quiero terminar esta serie enseñando algunos otros conceptos acerca de cómo se vive en el reino de los cielos, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Me esforzaré por vivir en el reino de Dios.
 

 
Luis David Meza

I          RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
           
La semana pasada hablamos acerca de nuestra identidad y entendimos lo importante que es nuestra identidad, que el diablo quiso robarle a Jesús su identidad del Hijo de Dios, descubrimos que somos hijos y no esclavos, que estamos coronados de gloria y honra de parte de Dios, y que Jesús oró por nosotros diciendo al Padre:
 
Juan 17:22-23 “22La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.”
 
Jesús nos da su misma gloria para que no vivamos en división, sino en unidad, con la gente, con él, con el Padre y con el Espíritu Santo, para que las personas que te rodean conozcan que Jesús fue enviado por su Padre para salvarlos.

 
Luis David Meza

I          INTRODUCCIÓN             
Las últimas semanas hemos compartido aspectos muy importantes acerca del reino de los cielos que Jesús vino a establecer en la tierra:
 
1) La importancia que tiene la oración en el reino de Dios, recordamos que nosotros somos la casa de oración que debemos cuidar que no se convierta en cueva de ladrones, donde haya actividades o afanes que nos roben esos tiempos de oración en intimidad detrás de la puerta, como Jesús enseñó.
 
2) La semana pasada aprendimos que si vivimos en el reino de los cielos debemos ser como niños, ocuparnos de educar y preparar a nuestros hijos para enviarlos alto y lejos, como saetas en manos del valiente y debemos cuidar que nuestra vida sea un ejemplo para que ellos se acerquen a Jesús y no al contrario, que nuestra vida los termine alejando de Dios.
 
Hoy quiero hablarles acerca de la correcta identidad de hijos en el reino de los cielos en la tierra, de aquí que el mensaje de hoy lleva por título: Mi verdadera identidad en el reino.
 

 
Luis David Meza

I          INTRODUCCIÓN 
 
Estamos hablando de cómo vivir en el reino sobrenatural de Dios, donde las cosas que suceden vienen del cielo.
El reino de los cielos es el reino espiritual de Dios que está hecho para gobernar al reino de las tinieblas, al reino de los hombres y a todos los demás reinos que existen.
Ese reino lo estableció Jesús en la cruz del Calvario, pero usted debe decidir entrar en él, ir hacia él, moverse en él. Usted debe decidir convertirse en ciudadano de ese reino, usted debe decidir mudarse a vivir en ese reino de lo súper natural, donde Dios reina y gobierna con poder y gloria.
 
Nuestras armas son espirituales.
Dijimos la semana pasada que las armas del reino de los cielos no son carnales sino espirituales y poderosas en Dios para destruir fortalezas, derribando pensamientos y actitudes que se oponen a Cristo. Quiero que miremos como lo dice la Traducción al Lenguaje Actual (TLA):

 
Luis David Meza
I           INTRODUCCIÓN        

Jesús vino a establecer el reino de su Padre en la tierra. Cuando inició su ministerio él dijo: Arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado y al final de su ministerio, desde la cruz, Jesús dijo: Consumado es.
(NVI) Juan 19:30 “30 Al probar Jesús el vinagre, dijo: —Todo se ha cumplido. Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.”
 
Entonces tenemos que entender que se cumplió, el reino de los cielos, el reino de su Padre no solo se acercó, sino que quedó establecido en la tierra.
El reino sobrenatural de Dios, el reino espiritual de Dios, se estableció para gobernar los demás reinos existentes, entre ellos: 1) Al reino de las tinieblas, Jesús venció al diablo, y la Escritura dice que el que es vencido se hace esclavo del que lo venció, 2) al reino de la tierra, donde Dios tiene el control de las leyes de la física, por ejemplo, cuando Dios hace un milagro de sanidad o de protección divina, Dios está por encima de las leyes de la gravedad o de la física y los milagros suceden.
Enfocados en la restauración con armas espirituales.

Luis David Meza
I          INTRODUCCIÓN  
Hoy quiero hablarle del reino sobrenatural de Dios que Jesús vino a traer para que los hijos de Dios habitáramos en ese reino.
 
Nuestro Dios es sobrenatural, su poder es sobrenatural, su amor es sobrenatural, sus hijos están diseñados para participar de esa naturaleza sobrenatural.
La semana pasada hablamos de lo que significa la Pascua para un cristiano hijo de Dios: Entender el sacrificio de Jesús para rescatarnos de las garras del pecado y de la muerte y darnos vida eterna, ¿Amén?
La vida eterna ya comenzó.
 
Pero también es importante que seamos conscientes que esa vida eterna, que esa vida en abundancia a que se refiere Juan 10:10, comienza en la tierra, tu eternidad ya comenzó, tu eternidad con Dios es lo mejor y la vida en la tierra es lo muy bueno.
 
Luis David Meza
I           INTRODUCCIÓN        
 
Hoy quiero hablarle de lo que debe significar la semana santa y la semana de Pascua para un cristiano.
 
Hoy es conocido como el domingo de resurrección, el día en que se celebra que Jesús resucitó de entre los muertos, habiendo vencido al pecado y a la muerte y habiéndonos hecho más que vencedores, porque tú y yo, los que hemos aceptado a Jesús como nuestro Señor y Salvador, con su victoria, también hemos vencido al pecado y a la muerte. El pecado no nos tiene más como sus esclavos, y la muerte no pasará por nosotros, porque Jesús nos ha dado con su muerte, vida eterna junto al Padre.
 
 

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Maestros veracruzanos #24 casi esq. 20 nov
Xalapa Veracruz 91047, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved