¡ B I E N V E N I D O !

Plenitud en Cristo, nació como iglesia el 25 de octubre de 2009, después que el Señor llamó a los pastores David y Olga Meza a iniciar el ministerio para el cual los había escogido.

UBICACIONES Y HORARIOS

Plenitud en Cristo

Últimos sermones de este predicador

Luis David Meza

I        RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
 
La semana pasada, Dios nos dijo que compráramos sin precio y sin dinero y para esto es necesario ponernos en modo de fe permanente. Diseñamos una tarjeta de “fédito”, tu Faith Card, para recordar y verificar que siempre estemos en modo de fe y no en modo de Adán.
Aprendimos que andar por fe y no por vista, no implica que todo te salga bien, vimos como grandes héroes de la fe fueron perseguidos, muertos a filo de espada, aserrados por la mitad, muchos anduvieron errantes por desiertos y cuevas, pero todos ellos vivieron siempre en modo de fe.
Cuida que tus resultados no te saquen de vivir en modo de fe. Por eso la Escritura dice esto acerca de la fe:
2ª Corintios 4:7-97Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,8que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;9perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;
Este versículo resume lo que es vivir por fe y no por vista, vivir por fe y no por lo que te esté pasando.

Luis David Meza
 

I        RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
 
La semana pasada aprendimos que Jesús es el postrer Adán porque él vino a restaurar lo que Adán perdió, dándonos a conocer que hay dos maneras de hacer las cosas en la vida, o las haces a la manera de Adán o las haces a la manera de Jesús.
Adán tenía que trabajar duropara con el sudor de su frente comer y vestir, pero Jesús vino a cambiar el sistema de Adán y mejorarlo y ahora nuestro comer y vestir depende de nuestra fe en que Dios nos viste y nos alimenta, y no en nuestro esfuerzo.
Adán es el sistema de lo natural, del esfuerzo, de lo que se ve,y Jesús cambió el sistema por el sistema del reino, el de la confianza en Dios, el sistema de la fe.

Luis David Meza

I        RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
 
La semana pasada aprendimos que lo que verdaderamente está siendo probado detrás de nuestras aflicciones, tribulaciones y circunstancias difíciles es nuestra fe. Lo dice 1ª de Pedro.
 
1ª Pedro 1.6-76En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,7para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,”
 
Aprendimos que Dios nos dio a todos la misma medida de fe y Él está esperando que cuando todo termine, tu hayas guardado esa fe.

 
Luis David Meza

I        RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
 
La semana pasada Dios nos habló y nos ministró un tema que es muy importante en la vida de todo hijo de Dios, el aprender a salir de la cueva de nuestras aflicciones.
Entendimos que para salir de la cueva debemos pasar dos etapas,la primera es saber por qué y para qué estamos en esa aflicción y la segunda es dar los pasos para salir de esa cueva.
 
Aprendimos que las aflicciones están diseñadas por Dios para convertirse en las pruebas que nos lleven a ser mejores y cada vez más fuertes, firmes y estables, para poder cumplir con el propósito generacional de darle una descendencia a Dios y de hacer que esa descendencia lo ame y le sirva.

        
Luis David Meza

I        INTRODUCCIÓN
 
         La vida del rey David es muy interesante, yo la describiría como una vida de altibajos, a veces estaba arriba y a veces estaba abajo. Se parece mucho a nuestras vidas, en las que hay momentos de felicidad, paz y tranquilidad y momentos de aflicción, tristezas y dificultades.
 
         Un resumen de la historia de David podría ser este: Primero, su padre lo menospreció al no considerarlo entre los invitados a recibir al profeta Samuel. Después fue ungido rey de Israel, fue enviado al frente de batalla como mensajero de sus hermanos, fue insultado por ellos, fue menospreciado por Saúl, pero después venció a Goliat y fue alabado entre la multitud.
 
         Se casó con Mical, la hija del rey Saúl, era yerno del rey de Israel, pero el rey le tenía celos y lo intentó matar dos veces, lo persiguió y David tuvo que huir a una cueva, a la cueva de Adulam. De ser ungido rey y un joven famoso por su victoria contra Goliat, ahora era un forajido, perseguido por la justicia o más bien por la injusticia de Saúl para matarlo.

 
Luis David Meza

I        RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
 
La semana pasada Dios nos habló y nos ministró un tema que es muy importante en la vida de todo hijo de Dios, el aprender a salir de la cueva de nuestras aflicciones.
Entendimos que para salir de la cueva debemos pasar dos etapas,la primera es saber por qué y para qué estamos en esa aflicción y la segunda es dar los pasos para salir de esa cueva.
Aprendimos que las aflicciones están diseñadas por Dios para convertirse en las pruebas que nos lleven a ser mejores y cada vez más fuertes, firmes y estables, para poder cumplir con el propósito generacional de darle una descendencia a Dios y de hacer que esa descendencia lo ame y le sirva.


Luis David Meza

I        RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
        
         La semana pasada hablamos qué para poder cargar nuestra cruz y seguir a Jesús es necesario revisar nuestra gratitud, revisar que tan pecadores nos sentíamos cuando Cristo nos alcanzó y que tan pecadores nos sabemos ahora, y esa gratitud es la que nos hará hacer el sacrificio de nuestros amores y afectos, para poder poner a Jesús en el primer lugar de nuestro corazón.
 
         Dimos una mirada a lo que les pasará a aquellos que no esté su nombre en el Libro de la Vida y entendimos que salvarnos de ese horrible futuro nos debe hacer expresar nuestra gratitud en toda la obra redentora de Jesús, al grado que cualquier sacrificio que debamos hacer nunca se comparará al sacrificio que Jesús hizo en la cruz por nosotros.

 
Luis David Meza

I          RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
           
La semana pasada Dios nos llevó a revisar nuestros cimientos espirituales en Cristo para saber qué tan prudentes o insensatos hemos sido al edificar la casa de nuestra vida, y saber si esos cimientos nos alcanzarán para levantar nuestro edificio llamado “Generaciones”.
 
Aprendimos que cuando Jesús llega a nuestras vidas Él va a pedirnos que elevemos nuestra calidad humana. Las leyes nos dicen que nos cuidemos de no matar, de no adulterar, de no vengarnos y que podemos aborrecer a nuestros enemigos, pero Jesús nos sube el estándar de nuestra conducta y nos dice que nos cuidemos de ni siquiera enojarnos o que le digamos tonto a nadie pues para un cristiano es como matar a alguien, que ni siquiera miremos con codicia a otra mujer porque eso es adulterar, que si alguien nos pide un favor abusando de nosotros le hagamos dos y que amemos a nuestros enemigos y bendigamos a los que nos persiguen.
 
Amado, esto es seguir a Cristo, esto es nacer de nuevo, esto es tener a Cristo en el corazón, esto es tomar nuestra cruz y seguirle de verdad.

 
Luis David Meza
I          RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR

           
La ocasión anterior que me toco predicar, hablamos acerca de aprender a descansar en Dios. Aprendimos que si descansamos en Dios las circunstancias difíciles de nuestra vida, veremos suceder cosas que parecían imposibles.
           
Entendimos que cuando vienen las dificultades en tu vida, es una gran oportunidad para conocer al Dios de lo imposible. Cuando María estaba siendo anunciada por el ángel que sería la madre del Salvador del mundo, la madre del Hijo de Dios, ella preguntó ¿Y cómo será esto? y el ángel le dijo que esperara la intervención divina porque el Espíritu Santo lo haría.
 
Y eso es lo mismo que debemos hacer cuando los imposibles llegan a nuestra vida, esos imposibles que no sabes cómo van a suceder, aprender a descansar en Dios y confiar en su intervención divina es lo que hará que eso que parecía imposible se haga posible. Porque para el que confía en Dios todo es posible.
 

Luis David Meza

I          RESUMEN DEL MENSAJE ANTERIOR
           
Estas dos últimas semanas hemos estado enseñando acerca de cómo establecer la visión Dios para nuestras generaciones, esa visión que nos permita mantenernos el camino, puesto que si es su voluntad, él nos llevará hasta ahí y él nos la dará.
 
Aprendimos la semana pasada que tenemos que vencer a muchos enemigos que quieren ver enterrada nuestra visión para que nosotros y nuestras generaciones se confundan y se pierdan.
 
(NVI) Proverbios 29:18(a) “18 Donde no hay visión, el pueblo se extravía;”
 
Aprendimos que debemos vencer la falta de fe, la falta de provisión y la falta de carácter para soportar las críticas, si queremos ver nuestra visión conquistada por nosotros, pero también por nuestras generaciones.
 

 

Contacto

Iglesia Plenitud en Cristo
Zempoala #9 entre calle Angelina y Apolinar Castillo
Xalapa Veracruz 91060, Mexico.
info@plenitudencristo.org
Facebook         Twitter    Twitter

Suscríbete

Recibe en tu correo El Boletin Electrónico

Síguenos

Copyright © Plenitud en Cristo 2018 All rights reserved